viernes, julio 17, 2009

12:22am

Apago la television y eso por que no hay nada que ver, puros anuncios que para durar mas en el acto sexual, que aparatos para bajar de peso, que cepillos alacia cabellos, nada que valga la pena , desde hace 8 dias contrate el cable, el internet y el telefono y nada, bueno si hoy que estuve fuera todo el dia se les ocurrió venir, ya mañana tendré que hablar para ver hasta cuando van a venir, en fin no puedo dormir, no quiero dormir, por que al apagar la tele, apagar la luz, mi mente ya no tiene distracciones y empieza a pensar, empieza a recordar, y yo me pongo a llorar, es un llanto que no puedo detener, un dolor que sale del estomago, un dolor que no lo quita las palabras ni los pensamientos positivos, es como la muerte de alguien, es un dolor que solo el tiempo lo quita, yo pensé que el duelo solo se lleva en la muerte, pero aquí no hay muerte, o de cierta manera siento que se murió algo, se murieron 12 anos de mi vida, se murió parte de mi vida, de solo pensar que me robaron la felicidad, me separaron de mi familia, de mi rutina, de mi bendita casa, que es un trauma lo que estoy pasando, y que quizás mañana me ría a carcajadas de lo que me esta pasando, pero mientras no puedo evitar llorar y llorar, y no querer cerrar los ojos por que eso es recordar, ahora estoy sola, sola aquí en este minicuartito, sin nadie que me escuche, nadie que me oiga llorar, me hace falta mi esposo, mi hijo, mi casa, ya se que las cosas materiales van y vienen pero en esa casa, en ese país se quedan los mejores anos de mi vida, se que vendrán mas pero no los conozco todavía, ahora lloro por lo que ya viví, por lo que se quedo, desde el 19 de marzo no me había sentido como hoy, quizás sea una despedida, un entierro del pasado, han pasado casi 4 meses y es tiempo de dejar ir las cosas no aferrarse, me resisto y eso no es bueno, hoy estoy llorando y ya es todo por hoy y por siempre, gracias vida, gracias dios, gracias por lo que me diste me has dado y me seguirás dando...

1 comentario:

Ángel dijo...

Hola Adriana, me hiciste recordar una etapa dificil, cuando un dia decidi dejar atras un matrimonio de 12 años, 12 años de mi vida apoyando a alguien para recibir un beso, una caricia o un mejor trato y un dia me di cuenta que nunca lo habia amado, que el jamas seria lo que yo deseaba y que no era la mujer que el amaba, asi que tuve que aceptar que la Señorita Perfecta se habia equivocado, me habia equivocado y estaba por las razones erroneas dentro de un matrimonio, tuve que empezar a amarme, a quererme, porque de otra manera nadie me podria amar, dolio, vaya que dolio, no era amor, nunca lo fue, pero aun asi dolia terminar el compromiso, me hiciste recordar tantas noches de llanto, tanto dolor, tanta miseria, me sentia peor que pelusa de ombligo, una nada, sin embargo alguien me hablo de Dios y me aferre a el, como una tabla de salvación y cada dia que oraba, me fui sintiendo mas fuerte, fui aceptando la felicidad de mi situación actual, fui amandome y amando a mi familia, empece a ver los días como un día de 24 horas, pensar en que no tenia mas que esas 24 horas para vivir, no sabia si el día de mañana amaneceria nuevamente en este mundo y asi fue como empece a disfrutar la vida, a vivir simplemente, le entregue a Dios mi morralito, lleno de tristezas, me di cuenta que mis problemas no eran tan grandes como yo los veia, me di cuenta que cuando algo me molestaba o lastimaba con el poder de la oración lograba fortalecerme y sentirme bien y un día me perdone, le perdone y volvi a sonreir.

Que Dios ilumine tu camino, solo dale tiempo al tiempo y pronto todo se equilibra, en un futuro veras ya la solución, mientras tanto disfruta la bendición de estar aqui en el ahora y ya mañana entregaselo a Dios :D todo tiene una razón. Un fuerte abrazo amiga.