miércoles, julio 01, 2009

El muerto

Y el arrimado a los 3 días apesta y yo ya llevo mas de un mes, es lógico que cuando estas en un espacio que no es tuyo molestas,empiezan las habladas a tu espalda, los cuchicheos, todo lo que haces les parece mal, si salgo si no salgo, si hago si no hago, ya me pase no debí haber permitido esto, todo lo que he hecho ha sido dirigido por mi esposito, y pensé que era lo mejor pero después de un mes me he dado cuenta que no debo depender de nadie, en primera debí irme a otro lado, en segunda, tomar al mando mis propias desiciones, pero en fin como el hubiera es un verbo pendejo aquí estoy pagando las consecuencias,como siempre cuando estas abajo todos te pisan, pero esto no es para siempre, agradezco toda la ayuda que me han brindado, y eso nunca lo voy a olvidar, me quedo con lo bueno...

1 comentario:

Ángel dijo...

Uuuyy comadre yo tengo una muy buena anecdota de haber vivido 10 meses en casa de mi familia adoptiva, la salida fue llena de sentimientos, pero no me quedo otra que amarrarme los eggs y seguirle adelante, agradecer a Dios por todo lo que ellos me ayudaron y superar el sentimiento. Ni modos, unas cuantas palabras no echaran en tierra todo lo bueno que hicieron por mi. Animo comadre. Un abrazo.