lunes, noviembre 30, 2009

Resiliencia

Cat. Resiliencia/definición/

Es tan vieja como el hombre. Todos supimos, sabemos y por suerte, sabremos de ella en algún momento de nuestra vida. Estoy hablando de la resiliencia, de esa capacidad humana para sobrellevar adversidades y hasta salir fortalecido de ellas. El origen de este término, cada vez menos raro, está en la Física, en la Resistencia de Materiales. Justamente las ciencias duras estudian especialmente cómo los metales resisten a factores externos y tienden a volver a un punto cero. Así las Ciencias Humanas importaron este concepto para definir esas habilidades que algunos hombres mostraban naturalmente ante situaciones de riesgo o de daño. Con el desarrollo de años de investigaciones se llegó a sistematizar este marco teórico que acompaña a la mirada del nuevo paradigma de la ciencia, un modelo salugénico, que pone el énfasis en la salud, la prevención, en lugar del otro patogénico, cuyo acento estaba en las enfermedades y el daño. La resiliencia no sólo describe qué características tienen las personas que no se dejan doblegar por las dificultades de la realidad, sino que también se convierte en una herramienta de prevención y de promoción de la salud en todos los aspectos: psicológico, biológico, social y cultural. Esta capacidad sólo tiene lugar si existe una interacción dinámica con el medio: un individuo por sí solo no puede tener conductas resilientes, necesita la presencia de los demás, del medio social, generalmente representado al menos por un “otro significativo”, un verdadero tutor de resiliencia que le reafirme su autoestima. Cualquier función o rol social puede ser un generador de resiliencia, pero la escuela aparece como el ámbito ideal para que se la fomente: ¿quién mejor que un maestro y en su tarea docente para ayudar a otro a superar adversidades? Por eso fue natural el relacionar tantos años de investigación en el tema con mi primitiva profesión. Por eso el escribir el libro “Resiliencia en el aula, un camino posible” con la edición de Editorial Bonum. Por que la resiliencia es la contratara de la impotencia actual de los docentes: las cosas se pueden cambiar: tiene sentido el trabajo diario, hay que abandonar actitudes deterministas porque sino el “sinsentido” de la tarea inunda no sólo el aula sino el alma. Porque cada instante puede ser mágico y convertirse en una puerta que se abre hacia el futuro, porque todos podemos resiliar, todos tenemos la capacidad de superar situaciones difíciles, sólo tiene que haber alguien que ayude a desarrollar las potencialidades. Existen muchísimos otros casos de personalidades célebres que a pesar de condiciones adversas lograron rearmarse y alcanzar las metas esperadas de desarrollo y aún más. Pero también innumerables casos ignotos, simples, casi insignificantes para grandes titulares que nos hablan de resiliencia. La evolución de la humanidad estuvo dada por “resiliencias reiteradas”.
Esto no es nada nuevo, sólo hablamos de la costumbre humana tan vieja como la de vivir, resiliar.

No hay comentarios.: